top of page
  • Writer's pictureSoraya Lara

Pareja, conflicto y cambio.

Pregunta de la lectora: Le confieso que mi pareja y yo hemos sobrevivido en el

matrimonio, a pesar de los conflictos acumulados desde el noviazgo. Los primeros tres

años fueron muy buenos. Posteriormente la situación se complicó. Queremos estar

juntos y criar a nuestros hijos. ¿Es posible que podamos superarlos?


Respuesta de la terapeuta: Es usual que la relación de pareja que inició y se mantuvo

por años con pautas conflictivas mantenga el mismo patrón. Estudios científicos realizados por Fisher y Calixto indican que en los primeros tres o cuatro años de noviazgo predomina un encantamiento que obnubila el juicio. Los amantes se embelesan y no ven ningún aspecto negativo de la pareja. Si no vivieron el éxtasis del enamoramiento, sino que el noviazgo fue un campo de batalla, se proyectaba una alta probabilidad de que al convivir bajo el mismo techo los conflictos se incrementarían.


¿Por qué? En principio, es probable que ambos provengan de sistemas familiares cuyas

pautas interpersonales fueron conflictivas y un sistema emocional inmaduro, altamente reactivo, cuyos modelos de relación se interiorizaron y luego se manifiestan inconscientemente. Ninguno de los dos puede darse cuenta de que mantienen una relación conflictiva que tiende a agravar la situación. Temas irresueltos del pasado inducen a reciclar las pautas aprendidas de sus padres como parejas.


Ahora bien, es responsabilidad de ambos asumir cambios en beneficio de la relación y

en ofrecer un ambiente de calma, seguridad y confianza a sus hijos. Elijan cada conflicto presentado y deténganse a observar, reflexionar y asumir a qué reaccionan. ¿De qué se defienden? ¿Por qué se perciben ofendidos? ¿Cuál es su percepción acerca de la situación? ¿Qué les impide no verse a sí mismos? ¿Por qué les cuesta ver su pauta complementaria en el problema? Un conflicto no existe solo, tiene su identidad y la pauta complementaria que lo sostiene es el resultado de lo que cada uno aporta desde su sistema de creencias, prejuicios, emocionalidad y justificaciones que alegan, no con el fin de resolverlo, sino para empeorarlo, aunque el proceso sea inconsciente.


Le animo a buscar a un profesional que les ofrezca un ambiente de seguridad para que

puedan comprender lo que les pasa y cómo enfrentarlo sin causar daño.

Es posible cambiar cuando la voluntad de ambos se sincroniza con un propósito

común, de ustedes dependerá el éxito.



21 views0 comments

Comments


bottom of page