top of page
  • Writer's pictureSoraya Lara

¿Se ha incrementado la violencia contra la mujer por su pareja?

Pregunta de la lectora: He visto en los medios de comunicación que la violencia contra las mujeres se ha incrementado y las denuncias han aumentado durante la cuarentena también. ¿Realmente es así?

Respuesta de la terapeuta: Con base a mi experiencia con los casos de la violencia contra las mujeres por sus parejas, me atrevería a decir que más que un incremento, lo que ocurre en la actualidad es que muchas de ellas están expuestas a más agresiones psicológicas y físicas.

Al estar confinadas junto a sus agresores, los episodios son más continuos e intensos. Es probable que si perciben un riesgo mayor de agresiones o intentos de feminicidios decidan interponer las denuncias.

La tensión, el estrés y las frustraciones que experimentan son consecuencias de las humillaciones, desvalorizaciones, ataques a la autoestima, las amenazas, los intentos de ahorcamiento, los empujones, las miradas hostiles y los gestos de desprecio. Incluso, son obligadas a tener relacionales sexuales en contra de su voluntad.

Además, hay que considerar los esfuerzos que realizan para evitar que el maltrato y las agresiones ocurran delante de los hijos, así como para ocultar el sufrimiento. La dura realidad que sufren las mujeres las desgasta emocionalmente y quedan con la sensación de desprotección.

Intentan sobrevivir, pero ellos continúan con sus agresiones y amenazas, por lo que ellas se sienten desvalidas para enfrentarlos, situación que las expone a un mayor ataque.

El distanciamiento social, la reducción del horario laboral o la suspensión de este, se han convertido en factores de mayor riesgo.

Las conductas de control, el maltrato psicológico y los episodios de violencia se incrementan debido al confinamiento al que están sometidos ambos. El distanciamiento social ha sido desfavorable para ellas, pues les impide tener más opciones para evitar o evadir la continuación de los maltratos.

Él es consciente de que la controla y de que sus estrategias de poder dan resultado. Sus comportamientos violentos van dirigidos a obtener obediencia y sumisión. Si ella intentase defenderse o rebelarse es probable que el control y las agresiones aumenten.

Una de las estrategias que usan los agresores para tener mayor poder sobre ellas, es aislarlas de sus familiares y amistades que, al estar en sus casas, se les dificulta contactarlas.

Esperamos que cuando estas mujeres hagan las denuncias, se tomen las medidas oportunas que garanticen su supervivencia psicológica, corporal y emocional.




13 views0 comments

Comentários


bottom of page