top of page
  • Writer's pictureSoraya Lara

Pareja, apego y resiliencia

Pregunta del lector: ¿Es cierto que la forma de relacionarme con mi pareja depende de mi tipo de apego? ¿Puedo ser resiliente para tener una mejor relación con mi pareja e hijos?


Respuesta de la terapeuta: La teoría del apego fue elaboradora por John Bowlby y explica la incidencia de este en el desarrollo afectivo humano.


Se refiere a los vínculos establecidos con los progenitores o con quienes les sustituyen que podrían ser abuelos, cuidadores o tíos. No es una conducta aprendida, sino que responde a una necesidad primaria de seguridad, protección y cuidado.


El vínculo se inicia con la impronta desde el momento del nacimiento de la criatura con la madre. Posteriormente, se va consolidando con ambos padres o cuidadores, que se concentran en brindar confianza y seguridad. Si estas se alteran podría ocurrir una ruptura del vínculo acompañada de una actitud de suspicacia e inseguridad.


De acuerdo con el tipo de apego o vinculación afectiva, la pareja podrá mantener una proximidad calmada y segura, lo que permitirá una relación interpersonal con cercanía emocional en la que no se sientan amenazados o temerosos d perder la autonomía individual.


En el caso que el apego sea inseguro, predominará el temor o la angustia a la separación. El vínculo afectivo es ansioso, por lo que predominará la persecución, los celos y la hipervigilancia, comportamientos típicos de los que temen perder a sus parejas.


En caso de que una persona tenga un apego inseguro puede modificarlo. Para lograrlo, lo primero que tendría que hacer es reconocerlo; lo segundo, comprometerse consigo mismo en alcanzar esa meta y preservar la relación.


Es probable que la persona que pierde a su pareja se deprima. Si además ha sufrido dolor física o emocional, existe una alta probabilidad de que se mantenga distinte y evasiva para no encarar el dolor.


Se muestra un desapego que se percibe como frío, distante y con bajo involucramiento afectivo.


Ahora bien, si la persona es resiliente, mantiene una actitud de compromiso para modificar su comportamiento y la forma de vinculación afectiva. Intenta de modificar su estilo de apego para sentirse más confiada y tranquila, sin temor a ser abandonada.


Las personas resilientes aprenden a mantener una actitud positiva con la finalidad de preservar la unión, modifican las actitudes y los pensamientos negativos con este propósito de preservar la relación y para fortalecer el vínculo.







28 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page