top of page
  • Writer's pictureSoraya Lara

Padres responsables en la tarea de criaza

Pregunta del lector: Mis amigos me atacan porque dicen que soy un “mamita” y me he

dejado gobernar por mi pareja. Creen que cuido a mis hijos porque me los impone para

controlarme y que no salga con ellos. ¿Qué puedo decirles para que dejen de

molestarme? Lo hago porque quiero hacerlo.


Respuesta de la terapeuta: No todos los hombres jóvenes se encuentran en el mismo

grado de compromiso que usted en la crianza de los hijos.

Los más mayores crecieron en una cultura predominantemente machista, en la que

pocos participaban activamente en la crianza de los hijos. Estos entendían que era una

tarea propia de las madres, que su actividad básica era proveer económicamente para

ofrecer seguridad a la familia.


Desde tiempos remotos, los hombres tenían otras atribuciones como ir la guerra, tener

una vida pública y política, mientras que las de las mujeres consistían en cuidar a los

hijos, el marido y la casa. Incluso, ellas no podían estudiar ni participar en la política y

mucho menos tener una vida socialmente activa.


Los cambios sociales acaecidos en las últimas décadas han sido de gran beneficio para

la familia. Las mujeres han ocupado las aulas, muchas desempeñan funciones

importantes en las empresas e instituciones públicas, lo que ha conllevado que los

padres se involucren más con los hijos. Esto ha facilitado que ambos se apoyen y

puedan continuar con sus funciones fuera de la familia.


Se puede apreciar en la sociedad dominicana un acercamiento más íntimo de los padres

jóvenes con sus hijos. Participan de las actividades escolares, salen a las plazas a pasear

con ellos e incluso participan en las consultas médicas.


Los rituales familiares con la inclusión del padre fortalecen el sentido de pertenencia, no

tan solo para los hijos, sino para la pareja.


Es un reto para usted mantenerse en contacto con sus amigos sin que las opiniones de

ellos lo perturben. Su compromiso familiar ha de estar por encima de todos los

comentarios que hacen con el fin de que usted abandone su involucramiento.

Lo importante es que pueda mantenerse en su rol parental decidido. No se preocupe por responderles ni justificarse. Escúchelos y simplemente exprese que usted así quiere

hacerlo. Su firmeza le hará llegar el mensaje con claridad.


Cuando sus hijos sean adultos le retribuirán por el mérito ganado.



27 views0 comments

コメント


bottom of page