top of page
  • Writer's pictureSoraya Lara

Estrés, ansiedad y COVID-19


Pregunta de la lectora: Pensé que cuando pasaran los primeros meses críticos de la pandemia, mi ansiedad mejoraría, pero ha sido todo lo contrario, he empeorado. No logro dormir bien ni dejo de pensar en todas las cosas pendientes cuando me despierto. Es como si pasara una película de todo lo ocurrido en el día y esos pendientes. Además, hago una lista mental de lo que debo hacer al día siguiente. ¿Qué me recomienda?


Respuesta de la terapeuta: Su experiencia es muy similar a la de muchas personas en este periodo de pandemia.


Vivimos una época de crisis humanitaria. No tan solo se ha experimentado el miedo al contagio, sino a la posibilidad de fallecer como consecuencia del virus.


Otra situación que hay que considerar es el aumento del estrés ante la sensación de incontrolabilidad y de la impredecibilidad respecto a lo que pasará en los próximos días, meses o el próximo año, en cuanto al trabajo y a la posibilidad de perder a seres queridos.


No podemos pasar por alto otra realidad que nos ha tocado asumir, como por ejemplo el teletrabajo, que ha incrementado el estrés dado que se han mezclado de manera repentina las tareas del hogar, los hijos y el impacto en la vida cotidiana de la pareja. Es una realidad que aún se experimenta.


Lo que usted describe responde a los síntomas asociados con la ansiedad. Puede superarla comprometiéndose a hacer cosas concretas en procura de su bienestar.


Si su malestar supera su capacidad de controlarlo, es preferible que asista donde un profesional de la salud mental. Mientras tanto, le recomiendo hacer algún tipo de ejercicio por lo menos media hora al día, como, caminar, correr, moverse en casa o realizar una actividad placentera que no implique exponerse. Montar bicicleta, bailar el aro, saltar la cuerda (soga), son buenas opciones.


También le vendría bien hacer ejercicios de respiración.

Respecto al trabajo, establezca un horario que le permita descansar y desconectarse. Evite revisar correos electrónicos y mensajes de WhatsApp fuera de horario. Haga un ritual de cierre de la actividad laboral; dedíquese a otras actividades de índole personal y familiar.


Le daré algunos ejemplos de ese tipo de actividades: Si tiene patio regar las plantas; un buen baño, jugar con sus hijos con atención plena. El ejercicio de respiración le ayudará a tomar en cuenta los pensamientos intrusivos.




16 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page