top of page
  • Writer's pictureSoraya Lara

El perdón es un acto trascendental.

Pregunta de la lectora: Mi esposo me ha pedido perdón por sus infidelidades y maltratos múltiples. He llegado al punto de no creerle. Siempre es el mismo cuento. No creo en sus arrepentimientos. Lo amo mucho y sé que me cuesta dejarlo. Necesito un consuelo y escuchar un punto de vista diferente al mío.


Respuesta de la terapeuta: Muchas razones pueden estar detrás de la petición de perdón. Como por ejemplo, personas que creen que pueden cambiar y no lo logran; otraslo hacen con la intención de salirse con la suya.

Pedir perdón es un acto trascendental que alinea el arrepentimiento, el compromiso, el respeto, la lealtad y los sentimientos de amor asociadosa la pareja. Quien solicita perdón primero debe reconocer que ha cometido un daño o sufrimiento; segundo, mostrar que tiene la intención de reparar y de asegurar que no volverá a asumir su mal comportamiento.

Tercero, demostrar su compromiso cuando expresa su arrepentimiento y reafirmar su vínculo con la persona ofendida con la intención de recuperar la confianza y crear un nuevo significado en la relación. Veamos este ciclo predecible. Aparece la conducta ofensora, la persona afectada reacciona, el ofensor pide perdón y muestra conductas de arrepentimiento que pueden ser de carácter permanente o transitorio.

La persona ofendida perdona, intenta recuperarse emocionalmente, se reconcilia y aumentan las expectativas de que no volverá a ocurrir la conducta de agravio. La reincidencia establece un patrón cuyo ciclo es predecible tanto de uno como del otro, ya que no ocurre un cambio de comportamientos, de creencias y de actitudes de la persona que ofende y la ofendida. Ambos son predecibles, observan y reaccionan al problema de la misma manera. La base que fundamenta el comportamiento responde a la misma esencia del ser, a patrones viejos aprendidos y a depender de algunas emociones que les generan las sensaciones conocidas.

El compromiso, la voluntad y la actitud son soportes sólidos para lograr el cambio sin atribuir responsabilidades y culpa a otros. La clave está en cada quien asumir su cuota y dar respuestas diferentes a las del pasado, observarlo desde un ángulo distinto y modificar las creencias al respecto. Asumir el asunto desde una perspectiva nueva y a la luz de un compromiso personal podrán generar un cambio que los favorezca.Superarlo el pasado es el reto.


31 views0 comments

Comentários


bottom of page